Al utilizar ELUNIVERSOANIMAL acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página.

Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Introducción        Alimentación        Anatomía        Aseo        Criadores         Educación     

  Enfermedades        Equipamiento        Gestación        Organizaciones        Razas

 

 

 

 

Áscaris y Tenias   

 

Son parásitos intestinales.  Los  áscaris se transmiten   por ingerir  alimentos crudos y   a través del útero en la gestación y de la leche de la madre. Las tenias se transmiten por las pulgas, ingerir  alimentos crudos o   roedores.

Síntomas: aspecto delgadísimo, aunque manifiestan un buen apetito, en los afectados por tenías. Los otros producen anemia, agotamiento general o diarreas hemorrágicas.

Tratamiento: son  expulsadas  con las heces    como lombrices.   Desparasitar  con la frecuencia que nos indique el veterinario y no darle  nunca vísceras crudas.

 

 

 

Clamidias

 

Son bacterias que producen una rinitis y conjuntivitis y que se puede volver crónica si no se trata correctamente, también  ocasiona  problemas respiratorios.

Tratamiento: el  veterinario nos  indicará  cuál es el tratamiento más efectivo.

 

 

 

Coccidiosis  

 

Es un protozoo que afecta sobre todo a los cachorros entre el primer y cuarto mes de vida, aunque también puede afectar a los adultos.   Se contagia fácilmente entre los gatitos por lo que es aconsejable aislar a los enfermos. Los excrementos son el vehículo de contagio.  

Síntomas:   diarreas y pérdida de peso acompañados de inapetencia.

 

Tratamiento: acudir  al  veterinario.

 

 

 

Dermatofitosis  y  otros problemas  de  piel 

 

Llos hongos son muy frecuentes en los gatos callejeros. Se pueden contagiar fácilmente a las personas, en las que producen pequeñas heridas en forma de quemadura de cigarro, que se curan fácilmente. Los problemas en la piel también se puede producir por sarnas y parásitos externos.

Síntomas: manchas redondas depiladas, recubiertas de descamación, pelo sin lustre, formación  de  costras  y  dermatitis.   

Tratamiento:   se curan   bien, pero es  pesado,   porque el hongo se mete en la raíz del pelo y hay que   tratarlo durante al menos un mes para eliminarlos  del todo.  Acudir al veterinario para que localice el origen de la infección.

 

 

 

Disnea    

 

Situación crítica por  falta  del oxígeno por parte del organismo. Puede ser debido a  la falta de oxigeno ambiental  (lugares cerrados y pequeños, lugares con mucho humo, etc.), alteraciones de los glóbulos rojos que transportan el oxígeno  (anemia o metahemoglobinemia), alteraciones de las vías aéreas superiores o inferiores (  bronquitis, neumonías, cancer de pulmón,  etc.) , acumulación de líquidos o aire   en el espacio pleural, o  bien  por  olas de calor, alteraciones abdominales que presionen el diafragma, electrocución, traumatismos cefálicos, etc.

Síntomas: respiración dificultosa, trabajosa y dolorosa,   aumento de la frecuencia respiratoria, la boca abierta y   gran ansiedad.   El animal está quieto, con los miembros anteriores separados del cuerpo para facilitar la respiración, puede haber fiebre, anorexia, vómitos, mucosas pálidas, dolor a la palpación del tórax, etc.

Tratamiento: llevarlo al veterinario que tomará  las medidas de urgencia  necesarias  y   tratar de diagnosticar la causa del problema.

 

 

 

Enfriamientos

 

Los gatos también se resfrian.  

Síntomas: fiebre,  la temperatura normal de los gatos está entre 38,5ºC -  39,2ºC, mucosidad nasal, conjuntivitis, toses y estornudos. Un problema puede ser que al taponárseles la nariz no huelen la comida y se pueden negar a comer. Habrá que forzarles un poco siempre que no tengan vómitos. 

Tratamiento: no  darle    ningún    medicamento por nuestra cuenta,  acudir al veterinario para que nos asesore.

 

 

 

Infestación por pulgas    

 

Produce mucho picor  y son muy difíciles de ver,   en los gatos blancos se pueden ver pequeñas motitas de color marrón sobre la pie. Les produce mucho picor.

Síntomas:   se  encuentran inquietos.     

Tratamiento:      existen numerosos  productos en el mercado para combatirlas.   

 

 

 

Infestación por garrapatas

 

No produce picor,  introduce parte de   su cabeza y patas dentro de la piel.

Síntomas:  le  produce  irritación local.

Tratamiento:  no   tirar   de la garrapata, matarla primero con una gota de aceite o alcohol y luego dejar que se caiga sola para que no quede dentro de la piel ningún resto que pueda producir una infección.       

 

 

 

Inmunodeficiencia  felina

 

Es producida por un virus de acción lenta, llamado llentivirus  y que afecta el sistema inmunológico, destruyendo poco a poco los linfocitos. La transmisión se  produce  por saliva, través de heridas principalmente por mordeduras y el coito con gatos infectados. Al  debilitar su sistema inmunológico   predispone  la aparición de otras enfermedades como infecciones bacterianas, micóticas, parasitarias, tumores, etc. Puede estar latente durante años, sin presentar signos clínicos o desencadenarse del todo y  causar  infecciones continuas y crónicas que incluso pueden llevar al animal a la muerte.

Síntomas: infecciones  recurrentes  casi  todo  el  tiempo,    lesiones en la cavidad bucal, flujo nasal y ocular, dermatitis, otitis externa,   valores sanguineos y urinarios anormales, pérdida de peso, fiebre, tumores de los nódulos linfáticos y afecciones del sistema nervioso.

Tratamiento:   no existe tratamiento,   es una enfermedad incurable. Existen terapias que pueden prolongar su vida, pero suelen ser excesivamente caras.

 

 

 

Leucemia felina    

 

Enfermedad vírica, infecciosa y contagiosa que se transmite por contacto directo pelo, piel, secreciones e incluso a través de la placenta o leche materna. Puede contagiarla   a otros gatos antes de que   desarrolle los primeros síntomas. Se detecta mediante un análisis  de sangre. Produce inmunodeficiencia y enfermedad neoplásica (tumores), y afectand  sobre todo al sistema linfático y hemático. 

Síntoma:   malestar general, pérdida de peso y fiebre, aumento del tamaño de los ganglios, en la forma no tumoral la inmunodeficiencia produce infecciones    sobre todo en el sistema respiratorio     toses, conjuntivitis y gingivitis crónicas, infecciones renales, etc.

Tratamiento:  en las formas tumorales se puede realizar una biopsia o citología del tumor, en las no tumorales, el  veterinario   realizará analíticas, que se pueden hacer en sangre o  saliva,  y  nos aconsejará   evaluando el estado del gato.

 

 

 

Panleucopenia o enteritis infecciosa felina  

 

Infección grave y altamente contagiosa, causado  por el parvovirus y  caracterizada por un ataque súbito y varios síntomas gastrointestinales como el vómito o la diarrea. Hoy  en  día  gracias  a  la  vacunación  es    difícil encontrar casos  en gatos domésticos,  pero sigue siendo frecuente entre gatos jóvenes callejeros o no vacunados. Eliminan el virus en todas las secreciones corporales, sobre todo en el excremento, durante  unas  seis  semanas  después de haberse contagiado.  

Síntomas:   falta de apetito, depresión, fiebre, vómito, diarrea sanguinolenta, deshidratación, daño cerebral.

Tratamiento:   lo mejor es prevenir mediante la vacunación.  Si detecta que se ha contagiado consulte con su veterinario para que le   recete antibióticos y una dieta blanda, también  hay  que  mantenerlo    bien hidratado.

 

 

 

Peritonitis Infecciosa Felina   

 

Enfermedad gastrointestinal con  gran mortalidad. Es una inflamación del peritoeno (revestimiento del abdomen). Puede producir abscesos y tumores en la cavidad abdominal, o   una gran ascitis (acúmulo de líquido en el abdomen) y alteraciones en el hígado.   El virus causante de ésta  está  localizado en la saliva, el moco, las heces y la orina del gato infectado, y se transmite cuando un gato sano lo inhala o lo ingiere.

Síntomas:   distensión no dolorosa del abdomen  con acumulación de líquido, edema  (acumulación de líquido) en el escroto,   vómito y diarrea. Puede tener  dificultad para respirar. En las hembras provoca abortos y reabsorción embrionaria. También ocasiona infertilidad. Una hembra gestante que adquiera esta enfermedad parirá cachorros con malformaciones y débiles que tendrán, por lo tanto, menos oportunidades de sobrevivir.

Tratamiento a seguir. No hay una cura conocida. El sacrificio humanitario está indicado en los gatos enfermos, para evitar el contagio

Tratamiento: no  existe cura. Está indicado el sacrificio del animal.

 

 

Pulgas   

Aunque son muy molestas, no constituyen un problema grave, pero pueden transmitir la tenia a los gastos a través de sus picaduras. Las que atacan a los gastos son de varias especies y pasan libremente a otros gatos, perros, a otros animales e incluso a personas, a las que pican.

Tratamiento: hay productos específicos para eliminarlas, si está plagado de ellas hay que llevarlo al veterinario.

 

 

Rabia 

 

Enfermedad que se ha cobrado miles de vidas humanas en el mundo, todavía no ha podido erradicarse por la gran cantidad de animales callejeros sin  vacunar  y  que constituyen un foco de infección.  La principal vía de transmisión es por la mordida profunda de un animal infectado, a través de la saliva que queda en la herida.     Otra forma de contagio  es el consumo de carne de animales muertos e infectados no cocidos.  

Síntomas: empiezan  a notarse entre dos y ocho semanas después de cualquiera de estos incidentes, una vez que el virus se ha  incubado. No obstante se empieza a manifestar fiebre, reflejos lentos,y si ha sido por una morderura, se lamerá constantemente la herida.   Después de esta fase más o menos tranquila, empieza a notarse cambios de en comportamiento   irritabilidad, inquietud, ladridos, agresión por episodios, ataques a objetos inanimados, se rascan exageradamente, maullidos inexplicables, miedo a la luz. En la última fase se desarrolla parálisis, primero ataca a la  extremidad mordida, luego la faringe,  siguen problemas para respirar y parálisis de la mandíbula que se  verá  caída,   y    provocará  exceso de salivación.

Tratamiento: no hay tratamiento posible, tendrá que ser sacrificado por las autoridades de la Secretaría de Salud.      

 

 

Rinotraqueitis viral felina  


Enfermedad  altamente contagiosa, que ataca principalmente las vías respiratorias altas de los gatos (nariz y tráquea).  Las principales vías de infección son el  contacto directo  con las secreciones de un gato infectado (saliva, orina, secresiones nasales).

Sïntomas: congestión nasal y secreciones excesivas por nariz y ojo, toses, estornudos, fiebre,  úlceras en las mucosas de la boca, falta de apetito.

Tratamiento:   se cura sola después de cinco a siete días de haberse manifestado.  

 

 

 

Sarna 

 

Es producida por ácaros, produce mucho picor y caída del pelo. Un tipo  es la Otocariosis, que afecta  a las orejas y oídos. Los ácaros están dentro del conducto del oído, lo irritan y hacen que  se produzca mucho cerumen de color marrón que huele a rancio y hace que los oídos estén sucios.  

Síntomas:   se rascan y se producen heridas.

Tratamiento: LLevarlo al  veterinario paa que nos indique  las gotas que  necesita  o si hace falta un tratamiento general.       

 

 

 

Tiña

Es una de las zoonosis más comunes, se trata de una infección fúngica de la piel y el pelo que puede pasar a los humanos por contacto, hay incluso a veces transmisión  sin padecerla.  

Tratamiento: Si sospecha que puede padecerla aíslelo de inmediato y llévelo al veterinario.

 

 

Toxoplasmosis   

 

Enfermedad parasitaria, originada por protozoos que produce síntomas de resfriado  y que se puede contagiar al hombre, sobre todo en personas inmunodeficientes y, mujeres embarazas.  El gato se infecta por ingestión de parásitos enquistados,  que  están presentes en los tejidos de los huéspedes intermediarios (carne mal cocida, roedores, aves). Éstos  se reproducen en el intestino del gato y los huevos se eliminan por materia fecal, durante 1 o 2 semanas una sola vez en su vidal.  

Tratamiento:   la mejor prevención es   limpiar el comdero del gato provisto de guantes al menos una vez al día con un producto que lleve amoníaco y no darle al gato vísceras crudas ni leche sin cocer. El hombre puede coger la Toxoplasmosis comiendo verduras mal lavadas o vísceras y carne poco cocinadas.

 

 

 

Trastornos digestivos 

 

Es bastante raro que se intoxiquen, ya que son muy especiales a la hora de alimentarse, pero  les gusta  tragarse   cosas extrañas  (cachos de plantas que pueden ser tóxicas y que utilizan para purgarse, tapones de bolígrafo, alfileres, agujas, etc.,).  

Síntomas:   vomitos o diarrea. 

Tratamiento:   dejarle unas horas sin comida ni  agua. Si persisten los vómitos llevarle al veterinario para que haga  un  diagnóstico correcto.  Para  purgarse existen en el mercado productos   que están pensadas para que se la coman, o jarabes a base de malta, que sirven de purgantes. 

 

 

El Universo Animal es una página informativa. No vendemos nada de lo que pueda aparecer en ella.

La información ha sido recogida de libros, fichas, y páginas de internet como Wikipedia.

 

Si desea que su publicidad figure en nuestras páginas,   consúltenos,   les haremos una oferta acorde a sus necesidades.

 

Publicidad: 656 30 55 69   - correo electrónico:  eluniversoanimal@eluniversoanimal.com

 

Copyright (c) 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd